domingo, 12 de julio de 2009



No sé bien la razón, pero siempre que recuerdo mi niñez, el Presidente del Perú es Alberto Fujimori y Alberto Andrade es el flamante Alcalde de Lima; incluso hasta recuerdo su eslogan perfectamente y esa cancioncita que lo anunciaba: “Perú Posible, equipo que trabaja bien”.

Hace ya un buen tiempo de su deceso y no puedo evitar proyectarme hasta mi niñez y comparar la Lima de aquel entonces con esta de Castañeda Losio; y es que he empezado a sospechar, alucinar (como aquel paciente de Arkham, ya con los nervios totalmente destrozados e incapaz de percibir la realidad), que Castañeda es un agente principal en el gran complot por eliminar mi pasado. Primero empezó por remodelar mi ruta de transporte, obstaculizando a más no poder la Panamericana Norte; construyó su famoso by pass en Puente Piedra y con esto desapareció a los transportes interprovinciales (propiamente dichos y no sólo apodados como la Daewoo, ahora Consorcio Vía –de ese cambio de nombre también culpo al señor Castañeda-). El Huaralino… Recuerdo que cobraba hasta tres soles de pasaje, pero daba gusto viajar en él; los asientos eran de primera, cien por ciento cómodos, no tenías que lidiar con los cobradores, podías cerrar la cortina si sufrías los síndromes vampirezcos anti luz solar y disfrutar de una buena película mientras te transportabas alrededor de Lima la horrible.

Intentó destruir el parque sanmarquino frente a la facultad de Derecho; aún ahora puedo ver cómo sacaban en rectangulitos el grass que fue cómplice de mil y una escapadas de clases, cuadriláteros donde se libraron una u otra sesión de “ocho locos” primero, y una lectura de cartas, cortesía de Artemisa, después. Yo creí que enloquecería totalmente si arrebataban del suelo sanmarquino el arbolito retorcido; felizmente que sólo fue un intento fallido por parte del actual alcalde, sin embargo le bastó esa invasión para llevarse las banquitas del extremo izquierdo (mirando hacia la ex - puerta 2) del parque, donde solía estudiar mis separatas de Historia de la Cultura y donde fui encontrado alguna vez.

La vista desde la cafetería cerca de la ex – puerta 2 nunca más volverá a ser la misma, y con ello Castañeda no sólo ataca mi pasado sino a todo el Romanticismo extendido a lo largo de los siglos por personas valientes que pudieron, mismo Leono, ver más allá de lo evidente y traspasar las fronteras de la lucidez y la razón; ahora sólo nos deja ver unas barricadas color fierro oxidado… ¿Para qué las lunas entonces, señor alcalde, para qué?

Modificó durante muchos meses, por eso de las “construcciones”, mi ruta de salida, mi sendero de escape universitario cuando ya no podía soportar más a mi facultad verde kryptonita, aunque debo agradecerle que el salir por debajo de ese puente (¿habrá alguna serpiente?) estimula bastante a la melancolía y sobresalta aún más la calidad de refugio de La Farola (cuidado aquí, porque de caminar bordeando los perímetros de la Católica no se podrá escapar al terrible hedor que proviene de esa universidad). Quizá ella ya olvidó todo esto y muchas cosas más, no me extrañaría que también fuera esto obra y desgracia del señor alcalde, por lo que yo ahora, antes de padecer el insomnio político, denuncio estos abusos.


HA HA HA Ya fuera de bromas, sólo escribía para decirle “adiós” a mi alcalde de Lima, Alberto Andrade Carmona, que pudo sacarle brillo y sonrisa a la capital aún bajo el sombrío gobierno de Alberto Fujimori en una suerte de Ying-Yang político gubernamental, y porque aún recuerdo entre sonrisas aquella anécdota de los cañones* HA HA HA Descanse en paz, alcalde.


(*)Cuando empezó a remodelar la Plaza Mayor de Lima, se encontraron dos cañones antiguos en el subsuelo, que Andrade decidió que sean arreglados para ser expuestos en el palacio municipal. "¿Dónde los ponemos?", le preguntó su entonces regidor Manuel Masías. "Hay que ponerlos en el segundo piso apuntando a Palacio de Gobierno", decidió Andrade con picardía.

Desde Palacio comandado en aquel entonces por Alberto Fujimori, mandaron a decirle que mueva los cañones hacia otro lado, y Andrade replicó: "pero si no tienen balas, ¿a qué le tienen miedo?". Pese al fastidio del ex presidente, los cañones se mantuvieron en su sitio durante toda la gestión del líder de Somos Perú.



P.S. Volviendo a mis denuncias contra Castañeda: como el señor alcalde no se conformó con destruir mi ruta de transporte y destrozar mi pasado, también se las ingenió para desmoronar mi presente (que ya forma parte del triste pasado) y mi futuro. Construyó unas nuevas escaleras en el Cruce de Ventanilla -el paradero de mi casa- dejando un gran precipicio, dejándonos, a nosotros los peatones nocturnos, al asecho de unos bandidos que, aprovechando esta remodelación, no han dudado en aprovechar geopolíticamente el estrecho sendero para atacar a cuanto peregrino de nocturnidad se acerca; yo fui una de las víctimas, y a pesar de dar valiente lucha no pude detenerlos cuando corrieron llevándose mi teléfono celular... ¿Coincidencia, señor alcalde, que sólo se llevaran mi Guille-comunicador? Ahora ya no me puedo comunicar con Ella, después de lo que me costó reconciliarme, después del puto año 2008. Pero no se saldrá con la suya, porque nosotros somos inmortales y no pueden detenernos.

9 comentarios:

LIS on 13.7.09 dijo...

Hola! paso a saludarte y a desearte una excelente semana.

Besos.

Damian on 13.7.09 dijo...

si recerdo lo de los cañones, al gordito no le fue mal, pero tampoco es que estuviera muy bien, en su gobierno mejoró mucho Lima.
una pena su desceso

Zapatos Vagabundos on 13.7.09 dijo...

Gracias por sus buenos deseos, Lis y Damian (espero que ya hayas visto la segunda parte de Transformes y haya colmado tus espectativas; yo aún esperaré hasta vacaciones); el sentimiento es mutuo. Cuídense.

Anónimo dijo...

uy andrade nu se al recordarlo sale en mi mente la figura de mario bros xD. o la de u director de cole. en fin una lastima que haya muerto y justo esa semana muy fea ya que se fueron muchos personajes.


Un saludo.

arena on 16.7.09 dijo...

hola zapatos vagabundos ...hace tiempo k deje de comentar en tu blog...es por los estudios k m tienen loca ...pero ya ...

tienes mucha razon castañeda a roto mas pistas ...definitivamente m quedo con andrade ...tengo un amigo k imita igual .....deberias escucharlo te haces reir


en fin saludos especiales

karina on 18.7.09 dijo...

y hoy me animo a entrar a su blog, porque tengo miedo (serio..) y usted sabe que yo le temo hasta a mi sombra, temo represalias, temo por mi seguridad bloggeristica, temo por mi y mi poca estabilidad emocional.

que pena lo de tu cel, y vivo tan cerca pero veo tan lojano todo eso de los banddidos, jamas me han robado (excluiremos eso del parque al frente de san marcos ok?) asi que lo veo muy lejano, vivo en mi casita de cristal, verde por siacaso, me siento invadida por eos a veces.

bye


ojala te compres otro cel, si no lo publicabas ni enterada, ya ni te timbro para darme cuenta.

:)!

suerte y no pierdas la linea, si era lo que tanto deseabas, no pierdas la linea, suerte.

karina on 18.7.09 dijo...

y por lo de castañeda no opino, porque kedo mal u.u

***SaTuRnO*** on 22.7.09 dijo...

Andrade fue una gran persona..de hecho. Recuerdo q en mi niñez cuando anhelaba votar, siempre decía qu marcaría l corazón de somos perú..jaja. Ya tengo 20 y aun no h votado jamás y la verdadque con los políticos de ahora q ya se me quitaron las ganas...

Paola on 11.8.09 dijo...

Zapato!!

no pones nuevos posts ¿por qué?